SomosNosotros

Soy un artista feliz. 2014.

Somos invitados a realizar una intervención en Carmelitas Gallery. No hay ningún tipo de remuneración o ayuda de producción. La organización nos promete un visionado de porfolio por parte del dueño del restaurante, que es galerista, y la falsa expectativa de que la clientela del restaurante, en su mayoría, está relacionada con el ámbito cultural (galeristas, coleccionistas, comisarios o gestores) y que por lo tanto, mostrar allí nuestro trabajo es una gran oportunidad.

Decidimos que durante tres días, los salvamanteles de los comensales serán sustituidos por nuestro CV, mientras en el horario de comidas permanecemos en el restaurante por si alguien nos quiere realizar una entrevista de trabajo, para así cumplir con la promesa generada previamente. Conseguimos sentirnos remunerados negociando poder comer el menú del restaurante mientras se desarrolla la acción.

Construido con Berta

www.000webhost.com